Vidente Lola

Lola Rey

Soy Lola Rey  y soy vidente sin cartas.

Nací en Galicia donde todos me conocen como la vidente Lola. Allí comencé a trabajar como vidente, a realizar mis primeras predicciones que hoy me hacen ser quien soy. La evolución con el paso de los años me ha ayudado a mejorar, a crecer y a ser capaz de ser exacta en cada predicción que realizo.

Aunque comencé realizando mis predicciones a personas de mi entorno que me conocían, poco a poco todo lo relacionado con la videncia sin cartas fue a más hasta llegar a las consultas telefónicas.

 

806 474 005 – 91 489 09 48

Lola Rey Vidente

Desde muy pequeña había visto a tarotistas que empleaban cartas del tarot para realizar predicciones. Ellas se anunciaban como videntes, pero después aseguraban necesitar las cartas para poder hacer predicciones. En mi caso eso nunca fue así.

Por lo que yo entiendo, cuando me presento como “Lola Rey Vidente“, en realidad lo hago como Lola Rey Vidente sin Cartas. No creo que sea necesaria la aclaración como “sin cartas” puesto que si soy vidente, lo que practico es la clarividencia, el don de ver y anticiparme al futuro.

Si necesitase las cartas me definiría a mi misma como tarotista en lugar de como Vidente Lola. Mi videncia natural y la energía que puedes transmitirme con tu voz será suficiente para solucionar lo que te preocupa. Por eso, trasládame tus problemas, cuéntame tus dudas y juntos conseguiremos dar la mejor respuesta a todas ellas.

En muchas ocasiones he oido a personas de mi lugar de nacimiento hablar de mi. Siempre comentaban, en cuanto salían de consulta, “La vidente Lola me ha dicho que va a ocurrir esto”, o “la vidente Lola me ha dicho que sucederá este mes”… siempre me llamaban vidente Lola y era algo que siempre me gustó. Que me identificasen como su vidente, como aquella que les ayudaba a resolver sus dudas, fue lo que me dio fuerza y ganas de seguir y de llevar mi don a más personas.

Gracias a aquellas que creyeron en Lola Rey Vidente a día de hoy soy así. A día de hoy realizo consultas telefónicas para que más personas puedan beneficiarse de mi don y así compartir con quien lo necesite la posibilidad de aclarar su futuro.